Los titulares de planes de pensiones pierden un 10% de sus ahorros en sólo tres meses